miércoles, 29 de octubre de 2008

A punto de cumplirse un año



A punto de cumplirse un año el anuncio del proyecto de Gran Scala, un nuevo Las Vegas en Los Monegros (Aragón), los promotores y el Gobierno de Aragón continúan queriendo levantar un castillo de naipes en el aire. El proyecto nació negando la más mínima participación ciudadana, de debate y de reflexión. La inquietud, que manifestamos algunas personas de Monegros, no fue respondida y se nos despreciaba por plantear preguntas sobre la posible gran transformación social de nuestro entorno.

Durante casi un año las únicas informaciones “no desmentidas” son sobre el pasado mafioso de los promotores de ILD, de avales que no han presentado, de plazos no cumplidos, de solvencia dudosa, de paraísos fiscales, de uso indebido del logotipo de la DGA, de motores milagrosos que funcionan con agua, de casinos virtuales, de entradas de capital no registradas y un largo etcétera. Todas estas informaciones nos hacen recelar y desconfiar sobre el verdadero destino del asunto.

El Gobierno de Aragón mantiene firmado un protocolo con ILD y continúan planificando casinos sobre nuestras cabezas, sin explicar quienes son sus socios, cuanto ha supuesto hasta el día de hoy la implicación de la DGA en el proyecto de Gran Scala, cuanto costó para el gobierno la gala de presentación del proyecto, qué ha sido del motor milagroso, cuál será el gasto necesario para realizar las infraestructuras firmadas en el protocolo, qué planificación de servicios básicos hay para la zona, cuántos cambios legislativos están dispuestos a conceder a ILD, de dónde se obtendrá el agua y la energía, dónde irán los residuos, cómo se formará y dónde la segunda ciudad de Aragón, dónde aterrizarán los pasajeros previstos, tantos como los del aeropuerto de Barajas.

El Gobierno de Aragón debe aclarar si es una gran stafa o por lo contrario van a continuar su empeño de convertir a Los Monegros y al Bajo Cinca en Las Vegas de Europa. Un problema que afecta a toda la sociedad Europea, por la que han decidido que a partir de su construcción, 25.000.000 de Europeos anuales deberán basar su “ocio” y parte de sus ingresos en jugárselos en Las Vegas de Europa.

En definitiva es un debate cultural, sobre la sociedad que estamos construyendo; es un debate sobre el respeto a la tierra, sobre si todo vale cuando hablamos de economía y si toda ley puede cambiar en función del montante de la apuesta.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Sois cortitos cortitos...

Carmen dijo...

¿Y ya está? Anónimo, ¿ese es tu análisis del artículo? Chico, ¡qué profundidad! Yo me apunto a ser tan corta como la persona que ha escrito el artículo, mejor nos iría a todos, incluido a los "larguitos" como tú. Ánimo para seguir con la oposición al proyecto. Carmen

Conde de Montecristo dijo...

Felicidades por el artículo. Tenéis todo mi apoyo. Gran Scala NO.

aida dijo...

Hace poco pregunte a una serie de personas su posicion respecto al proyecto gran scala.Lamentablemente la respuesta fue unanime: " Esta muy bien porque significa dinero y trabajo". Sin embargo esas mismas personas afirmaban no tener como costumbre estar al dia encuanto a informacion se refiere, es decir,no escuchaban la radio, no veian noticiarios televisivos ni tampoco leian la prensa.

y no se porque extraña razon el argumento de este tal "anonimo" me ha recordado a estas personas.

Quiza sea precisamente por su falta de argumento. Da aunque quiza sea un poco fuerte decirlo porque son gente "de casa", LASTIMA, ya que se posicionan a favor del proyecto por cuatro duros mal vendidos y sin saber realmente de lo que estan hablando.Sin pararse ni un momento a mirar mas alla de sus narices.

De todos modos ha quedado claro que la avaricia es una de las peores cualidades del ser humano.