jueves, 4 de febrero de 2010

Rueda de prensa


Os hemos convocado esta noche para hacer pública la interposición de un recurso contencioso administrativo en el Juzgado de Huesca contra los Decretos de la Alcaldía de Fraga que imponen una multa de 707,7 € a seis miembros de la Plataforma Stop Gran Scala Baix Cinca.

Los hechos que originaron las denuncias de la Policía Local ocurrieron el día 21 de mayo de 2009 en la Plaza de España de Fraga, cuando un grupo de unas 40 personas se encontraban informando sobre el punto de visa de la Plataforma ante la instalación del proyecto Gran Scala en Ontiñena. Ese acto vino motivado por la negativa del Ilmo. Ayuntamiento de Fraga a responder, en tiempo y forma correcta, a la instancia oficial mediante la cual la Plataforma Stop Gran Scala Baix Cinca solicitó permiso para participar en el stand de las asociaciones de la Feria Merco Equip de 2009. Ante la dejadez del Consistorio, la Plataforma decidió realizar su labor de información directamente en la calle, el día 21 de mayo.

Todo se desarrolló con tranquilidad hasta que dos efectivos de la Policía Local de Fraga se personaron en la plaza y solicitaron el permiso, a su juicio necesario, para estar allí. Posteriormente reclamaron el DNI a uno de los congregados y el resto del grupo voluntariamente se identificó. En ningún momento los agentes informaron de la norma infringida, ni del porqué de la solicitud de los datos de las personas congregadas, incluido además un periodista que estaba ejerciendo su trabajo.

Posteriormente, seis de las personas asistentes, de entre la veintena identificadas, sin más explicación o notificación, recibieron el inicio de un procedimiento sancionador contra ellas por infringir un artículo de la ordenanza de convivencia de la Ciudad de Fraga.

Tras los correspondientes trámites de alegaciones y recursos, la sanción ha sido ratificada por el Alcalde de Fraga, D. José Luís Moret.

Desde la Plataforma Stop Gran Scala consideramos que:

- El día 21 de mayo de 2009 se realizó un acto de expresión social sobre un tema que afecta a los intereses de los habitantes de la Comarca del Baix Cinca.

- El derecho fundamental a la libertad de expresión no puede ser regulado ni limitado mediante una Ordenanza Municipal, ya que de necesitarse autorización previa de Alcaldía para su ejercicio, se estaría incurriendo en la censura previa, cuestión protegida por nuestra Carta Magna.

- En ningún momento se ha vulnerado la Ordenanza en su artículo 98, ya que lo que se estaba realizando era el reparto de información en la vía pública con el apoyo de una mesa, un elemento que, en nuestro caso, no era comercial, ni molesto, ni distorsionador de la vía pública.

- Los agentes de la Policía Local de Fraga obviaron la obligación de notificar la sanción en el momento, identificar el hecho denunciado y justificar el procedimiento seguido.

- De cerca de la veintena de nombres apuntados en la libreta de los agentes, la sanción ha sido impuesta a sólo seis de las personas presentes y entendemos que un procedimiento sancionatorio no debe ser arbitrario ni selectivo.

Por todos estos motivos, interponemos este recurso contencioso administrativo contra el Ilmo. Ayuntamiento de la Ciudad de Fraga, ya que, en ningún momento actuamos con violencia o falta de civismo, pero sin embargo se nos ha tratado como si fuéramos vándalos que ponen en peligro el orden público de la ciudad de Fraga.

A fecha de hoy el caso no está cerrado porque consideramos que la sociedad civil debe poder expresar su opinión, hacer públicas las situaciones que considera injustas y actuar cuando los dirigentes no lo hacen. Nuestro acto del día 21 de mayo tenía un sólo sentido: denunciar la falta de espacios de debate sobre un proyecto que cambiará nuestras vidas. En cambio, ha originado una sanción cuya base es una infracción de la ordenanza municipal, una argumentación poco justificada que a nosotros nos parece un mero acto de hipocresía ya que consideramos que en realidad se trata de una excusa para intentar frenar el movimiento asociativo de oposición a la instalación del proyecto Gran Scala.

De momento, presentamos el contencioso administrativo, además no descartamos acudir a otras instancias solicitando la ratificación de nuestro derecho a la libertad de expresión e información, así como emprender acciones de denuncia pública del intento de recortar la libertad de expresión por la vía del escarmiento.

Otro mundo es posible, no a Gran Scala

Fraga 2 de febrero de 2010