jueves, 25 de junio de 2009

STOP GRAN SCALA

Si esta fuera una Comunidad medianamente democrática no habría lugar a lo sucedido hoy.

Invitados por los grupos de las Cortes de IU y CHA, unos cuantos integrantes de la Plataforma STOP GRAN SCALA, -13 personas para ser exactos-, nos disponíamos hoy, en un acto de masoquismo extremo, a ver desde la Tribuna de Invitados de las Cortes, como se discutía y aprobaba por los socios de gobierno PSOE-PAR, la Ley de Centros de Ocio de Alta Capacidad, más conocida como la Ley de Gran Scala.

Pero este Gobierno de Aragón debe estar de los nervios, sino no se comprende la actuación a que hemos sido sometidos los integrantes de la Plataforma. No solo y como cabría de esperar, se nos ha registrado y pasado por el arco detector, hasta ahí todo correcto, sino que antes incluso de ingresar al Palacio de la Aljafería , en un acto propio de otros tiempos y otros gobiernos bastante menos democráticos, hemos sido despojados todo lo que no se sabe quién ha decido que era comprometodor, desestabilizante o causante de no se sabe que problemas a su señorías y a las propias Cortes. Así en un patio, a la vista de todo el que pasaba, hombres y mujeres nos hemos visto obligados a despojarnos de nuestras camisetas, de cualquier chapa, pegatina o papelito que a juicio de no se sabe que institución parecía constitutiva de un acto que podía comprometer el desarrollo de la sesión a la que habiamos sido invitados, repito por los grupos de las Cortes de CHA e IU.

Evidentemente el trato ha sido desconsiderado, vejatorio e impropio del estado de derecho en el que algunos de nosotros creíamos que viviamos. Ya me diran ustedes que problema puede haber en que uno lleve una camiseta en la que se publicitaba un concierto acontecido hace más de 5 meses.

Es evidente que este Gobierno nos ha tratado más como presuntos delincuentes que no como ciudadanos que asistíamos en nuestras casa, a la de todos, a la aprobación de una Ley, con la que podamos estar de acuerdo o no. Lo indiscutible es que con usos y maneras como los sufridos hoy por los integrantes de la Plataforma STOP GRAN SCALA, se refuerza nuestro convencimiento de que esta Comunidad esta gobernada por unos políticos que nos nos representan. Se repite lo acontecido en Fraga días pasados, en el que gentes de la Plataforma S.G .S. del Bajo Cinca fueron multados por instalar una mesa informativa. Que en el caso que nos ocupa aprueban leyes de espaldas al pueblo, hechas para satisfacer los intereses de grupos como ILD y en el que sus represemtamtes no son precisamente “hermanitas de la caridad”. A instancias y ordenes de este Gobierno, se nos ha tratado de forma desconsiderada y vejatoria, impidiéndonos el paso sino nos despojabamos de aquellos elementos de nuestra vestimenta que han considerado provocativos o problemáticos.

Pero ese mismo gobierno no tiene ningun inconveniente en legislar a la carta, discutir y aprobar una ley en dos meses, cuando la Ley de Servicios Sociales ha necesitado más de 10 años para su tramitación , discusión y aprobación. Y todo ello para que un proyecto tan descabellado, insostenible e imposible como Gran Scala salga adelante, creandose además un guantánamo jurídico que por lo que se ve no solo se va a aplicar en Ontiñena, sino que ya antes, mucho antes se esta utilizando en el Palacio de la Aljafería.